29 de enero de 2015

HUMOR DE PERROS



Con el primer embarazo no noté tanto los cambios de humor típicos de las embarazadas. Mi pareja hacía broma sobre ello pero yo creo que mi mala leche ya era la normal en mí. En general creo que estaba bastante blandita y llorona. Me aferré mucho a mi pareja y la echaba mucho de menos.

En cambio con este embarazo sí que noto que estoy más irascible. La situación no es la misma. Al principio del embarazo noté que me enamoraba todavía más de Alexandra. Supongo que por pensar que al nacer la nueva hermanita ella perdería su trono de peque de la casa, con todas sus consecuencias. 

Y a la vez pienso que es Alexandra, con toda su demanda de bebé diaria, la que hace que vaya mucho más cansada y como consecuencia no estoy muy de humor. También supongo que algo tiene que ver este horrible insomnio que me ataca casi todas las noches y otras tantas consecuencias del embarazo que hacen que durante el día no llegue a todo. Tengo sensación de querer hacer muchas cosas y al final no acabar ninguna, y eso hace que a la que me llevan la contraria o me tocan según que temas me suba la mala leche.

Una vez se me pasa el subidón me doy cuenta de que me exalto con facilidad y me arrepiento. Y por eso quería escribir este post. Para pedir perdón a mi pareja que aguanta a mis hormonas estoicamente (porque es evidente que no soy yo, son ellas las culpables, ya que me tienen poseída ;)) mientras aguanta también los enredos imparables de Alexandra y... ¡por todo lo que le queda por aguantar!

12 comentarios :

  1. Mucho animo Montse!! el cansancio y el dormir mal pueden ser terribles,a mi me ha pasado mucho y encima te das cuenta de que estas todo el día gruñendo y te sientes aun peor,porque no quieres ser así...en fin ya te va quedando menos y cuando veas a tus dos pequeñitas juntas se te van a pasar todos los males jejeje
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ay sí! ¡Muchas gracias por los ánimos! ¡hehe! Como dice el poeta, todo pasa y todo llega ;)
      Un beso,

      Eliminar
  2. El embarazo es maravilloso y duro a la vez, y más cuando no puedes estar 24h pendiente de ti y tu barriga. Ánimo y tranquila.

    ResponderEliminar
  3. Ánimo Montse! Yo también gasté muchísima mala leche durante el embarazo, bueno, se me pasó al segundo trimestre afortunadamente. Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No molan nada estos prontos pero que le vamos a hacer, como mínimo somos conscientes :P

      Eliminar
  4. No tienes que pedir perdón de nada. Si a mí me pasa, sin tener hormonas, acidez, insomnio y pesadez, cómo no voy a comprenderte. Ánimos que queda menos y muchos besos.

    ResponderEliminar
  5. Ánimo, guapa, el final es siempre cansado. Tienes tus razones además para estar de mala leche, no te preocupes.
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hehe! Gracias! Por suerte hay momentos de todo y ahí vamos ;)

      Eliminar

Blogging tips